Deloitte, sociedad que audita las cuentas de Alitalia, ha aceptado la "continuidad empresarial" de la aerolínea italiana, lo que ha favorecido una subida de las acciones de la compañía después de las fuertes caídas de las últimas semanas. El mercado temía que Deloitte no aportara dicha certificación, después de la desvalorización de la flota, que situó las pérdidas netas de la compañía en 2006 en los 626 millones de euros.