La vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó el viernes que la posible fusión de las cajas de ahorros Caixa Sabadell, Caixa de Terrassa y Caixa Manresa es una operación "en el ámbito privado" y que, por tanto, no estaría regulada por el decreto ley aprobado para la reestrcuturación ordenada del sector bancario. "No han pedido los recursos del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria); sólo cuando lo hicieran el Ministerio emitiría su opinión. En este momento es una fusión en el ámbito privado que no regula el decreto ley", dijo. Por ello, señaló que tendrá que ser la Generalitat catalana la que deba pronunciarse sobre la posible fusión, aunque dejó claro que las entidades involucradas "siempre contarán con la ayuda del banco de España para la orientación del proceso".