Cuenta la historia que, del bando de los filisteos se adelantó el gigante Goliat y retó al ejército israelita a que su mejor hombre luchara contra él. David, un pastor, apenas un adolescente, salió de entre todos con su honda en la mano. Tras abatirle con la famosa honda, corrió a cortarle la cabeza y acabó con él. Simplemente, David eligió una estrategia nueva, novedosa, y sobretodo útil. Si hay en la actualidad un paralelismo claro en el mercado, ese es el que protagoniza el gigante Telefónica y Jazztel, el joven atrevido.

El primero con casi 100 años de historia, con una infinita variedad de servicios ocupa un sitio privilegiado en el ranking mundial en cuanto a ingresos y cuota de mercado se refiere. El segundo, como David, aún adolescente (nacido en 1998), infinitamente más pequeño, novedoso y más atractivo, está haciendo daño poco a poco en la cuota de mercado nacional.

Está claro que es Telefónica quien da más seguridad y solvencia por tamaño, historia y casi por costumbre. Por lo tanto y aparentemente, para un inversor, que quiera acercarse a la Bolsa tendría claro cual elegir para depositar sus esperanzas. Sin embargo, el gráfico que vemos a continuación y a pesar de tener una capitalización 36 veces mayor, nos enseña como, de haber tomado esa decisión a principios de 2012, habríamos tenido como rentabilidad un gran dolor de cabeza.



Desde el punto de vista técnico y en el gráfico que vemos más abajo, ya desde 2011, Goliat venía envuelto en un claro canal bajista en el que se forman dos impulsos Fibonacci cuyo objetivo se cumplía poco después. En Mayo, ese canal (en azul), rompe a la baja proyectando un objetivo igual al ancho del canal hasta los 7.91€, objetivo que cumple al tick. Desde ese punto, al que llega en Agosto, rebota con fuerza, respetando perfectamente un patrón de 3 impulsos alcistas. A partir de que llega a ese objetivo, es previsible que Goliat se retire después del golpe en la cabeza por tanta subida. No podemos olvidar que tanto a corto como a largo plazo, la tendencia es bajista por lo que hay que tener cuidado, sobretodo si baja de 9,70€, desde donde las caídas podrían acelerarse.

Es decir, a pesar del último rebote, del tamaño y del nombre, la cotización, la tendencia muestra debilidad. Parece ser que Goliat a pesar de sus esfuerzos, debe cambiar la estrategia a seguir porque no levanta cabeza en Bolsa, y puede que se la corten, otra vez.



Por otro lado, el joven David, en el siguiente gráfico, viene de un mínimo de 3,05€ en Agosto de 2011 hasta un 5,12 de cierre del pasado Viernes, un crecimiento del 68%, en poco más de un año.

A principios de 2012, ya nos avisaba de las intenciones con dos claros impulsos alcistas (en verde), cumpliendo objetivo a la perfección. Tras estirar esa subida un poco más, comienza a dibujarse en rojo un canal bajista. Y es desde Septiembre de este año cuando Jazztel nos manda 3 mensajes alcistas simultáneos (http://foro.bolsageneral.es/foro-bolsa/hilo-de-jazztel-t922-120.html), con sendos objetivos;
• Objetivo por doble impulso alcista (azul) en los 5,04€. Cumplido.
• Ruptura del canal bajista (rojo): Objetivo igual al ancho del mismo al alza, es decir, en los 5,10€. Cumplido.
• Doble suelo (verde) confirmado y con objetivo en los 5,20€. Objetivo que está pendiente todavía de cumplir. Pendiente de cumplir, a falta de 8 céntimos.



Por lo que hemos visto, no siempre el valor más grande es el mejor, ni el más fuerte, ni el más conocido al que más rentabilidad le podemos sacar. No fueron esos aspectos los que le hicieron ganar a David. Nuestra honda, en el mercado, debe ser la tendencia. Debemos entender la situación del valor, la tendencia que tiene y aprovecharla hasta que cambie. Nadie sabrá en qué minuto subirá o bajará un valor, pero si leemos bien la tendencia y le sacamos partido, tendremos como rentabilidad algo mejor que un dolor de cabeza.