Esta mañana la compañía gala ha presentados sus cuentas del primer semestre, periodo en el que poco se ha resentido de la crisis. Además, su gráfico en el CAC-40 sigue confirmando su tendencia alcista.

Antes de la apertura de mercado, Danone ha anunciado sus cuentas del primer semestre. Durante este periodo, registró una caída de su beneficio neto del 1,3%, hasta los 873 millones con respecto a la ganancia lograda entre enero y junio de 2012. No obstante, la compañía láctea aumentó un 6% la facturación en ese período, hasta los 11.058 millones de euros.

Su caracter de compañía anticíclica le ayuda a consolidarse en tiempos difíciles, algo que también refleja su gráfico. Según nuestros indicadores Premium, la acción es alcista. Con una nota de 8, el único problema que presenta su cotización es el volumen, que decrece en el medio y largo plazo.

En lo que va de año se ha revalorizado un 16,86%, por debajo del 20% que acumula su índice de referencia, el CAC-40. No obstante, hoy se configura como la segunda opción más alcista del selectivo galo, con una subida del 3% hasta rozar los 60 enteros, apenas a un 3% de sus máximos históricos.