El presidente de Danone, Franck Riboud, señaló hoy que con la compra del grupo holandés de alimentación de bebés y nutrición clínica Numico, mediante una opa que lo valora en 12.300 millones de euros, su crecimiento se acelerará. "Sería normal que el crecimiento del grupo se acelere", señaló Riboud en conferencia de prensa en París junto al presidente de Numico, Jan Bennink, para presentar la operación.
Recordó que la expansión de la actividad de Numico es superior a la de Danone, y también su rentabilidad. Además, subrayó que mientras que la actividad de galletas LU que Danone vendió la semana pasada al estadounidense Kraft por 5.300 millones de euros crece a un ritmo del 3,5%, Numico lo hace entre el 8 y 10%. Riboud insistió en que esta compra, igual que la venta de LU, demuestra que "Danone tiene proyectos y tiene una estrategia, y que Numico encaja con su voluntad de reforzarse en los productos sanitarios que tienen elementos beneficiosos para la salud. Además, ambos grupos dedican un porcentaje relevante de sus recursos a investigación: Danone un 2% y Numico un 3% de sus respectivas facturaciones. Riboud trató de tranquilizar a los analistas que han considerado excesivo el precio de la opa sobre Numico -que supone una prima del 44% respecto a su cotización media de los últimos tres meses-, e insistió que los 55 euros por acción de la oferta "nos parece el precio justo". Recordó que cuando su padre dirigía Danone ya abordó la compra del grupo holandés hace una veintena de años, y dijo que en la negociación actual -que ha durado tres semanas- "nos habíamos fijado unos límites". Además, insistió en que "siempre hemos sabido crear valor para nuestros accionistas", y a ese respecto señaló que en los últimos diez años el valor de Danone se ha cuadruplicado. La adquisición de Numico, que se podría haber financiado sin la venta de LU, supondrá que Danone acabará el año con una deuda de entre 6.000 y 7.000 millones de euros. Insistió en que la compra de la compañía holandesa no es "una operación defensiva" para evitar ser absorbida por otro grupo mayor, en alusión a rumores pasados del interés de Pepsico para hacerse con el control de Danone. Preguntado sobre la posibilidad de suprimir empleos con la fusión, el presidente de Danone respondió que "a priori no hay ningún riesgo social en esta operación" porque "no hay ningún solapamiento" en los mercados en los que están presentes ambas compañías. La operación se inicia en los próximos días con el procedimiento de información de las instancias de representación de los trabajadores de Numico y está previsto que, una vez que las autoridades bursátiles holandesas den su autorización, la transacción de títulos se inicie en tres a cuatro semanas para que pueda estar concluida en septiembre. EFECOM