El consorcio automovilístico germano-estadounidense DaimlerChrysler ha acordado la venta al fondo de inversión Cerberus Capital Management del 80,1% del capital de su filial estadounidense Chrysler, que se encuentra en una difícil situación económica. El importe de la operación asciende a 5.500 millones de euros.
La multinacional que preside Dieter Zetsche ha anunciado que una filial de Cerberus se hará con la mayor parte de Chrysler, mientras que el 19,9% del capital restante se mantendrá en poder de DaimlerChrysler. Asimismo, el acuerdo entre Cerberus y DaimlerChrysler recoge que las marcas que componen la filial estadounidense, Jeep, Dodge y Chrysler, mantendrán las obligaciones sobre el pago de las pensiones y los seguros sanitarios de los trabajadores del grupo. DaimlerChrysler ha indocado que la operación se completará durante el tercer trimestre de este año e informó de que este acuerdo supondrá una reducción de su beneficio neto de entre 3.000 y 4.000 millones de euros. La corporación ha resaltado que tras la venta de Chrysler a Cerberus Capital Management, los accionistas tendrán que decidir la nueva denominación de la compañía que podría pasar a llamarse Daimler. De esta forma, de los 5.500 millones que invertirá Cerberus, 3.700 millones de euros recaerán en el negocio industrial, mientras que 800 millones de euros irán a parar al negocio de servicios financieros.