En junio de 2008 , y siendo pioneros en el lanzamiento por parte de cajas de este tipo de producto financiero, la CAM coloca entre institucionales, minoritarios y trabajadores de la CAM cuotas, ante la imposibilidad de hacerlo vía acciones cotizadas. El precio de salida de las cuotas en bolsa: 5.84 euros.
En total 50 millones de cuotas que se distribuirían a razón de un 65,5% en el tramo minorista – 32.792.916 cuotas- un 31% entre inversores cualificados (con 15.5 millones de cuotas) y el 3.4% restante fue destinado al tramo de empleados, un total de 1.7 millones de cuotas. Estaba claro que el objetivo era el cliente de la CAM y, por la poca participación institucional en la colocación, se puede sacar como conclusión que era un producto de alto riesgo.

Unas cifras que dejan claro que la CAM hizo “bien” su trabajo colocando en la parte más baja del tramo, 2/3 de la misma entre clientes fieles de sus sucursales. De hecho, algunos de estos cuotapartícipes aseguran que es un producto que “se vendió como un activo de rentabilidad asegurada, de riesgo nulo y que se podría vender en cualquier momento y obtener el nominal simplemente acudiendo a la sucursal”. En el folleto la CNMV  lo comsideró  “un producto financiero no complejo” aunque exigió a la entidad informar y valorar si el perfil de los inversores era el apropiado para un producto de esta tipología. Es obvio que ni se hizo el test, tal y como indica la ley, ni los cuopartícipes tenían el perfil de riesgo y conocimiento adecuado. Es más, dudamos incluso de que el propio personal de la CAM estuviera cualificado para informar sobre las mismas.

En verano de 2010 se abre la puerta a la privatización, por parte de las cajas de ahorro, como forma de recapitalizarse en un 50% del total de su capital, como máximo. El gobierno aprueba la Ley L.O.R.C.A (Ley sobre los Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro) en la que da la oportunidad a los gestores de la CAM de pasar esas cuotas, sin derechos políticos, a acciones de pleno derecho. El plazo para hacerlo fue del 14 de julio de 2010 al 14 de diciembre de ese mismo año. Sin embargo, hubiera sido suficiente con que la CAM presentara un plan específico de adaptación de las mismas. Entre otros, se exigía que el consejo fuera compuesto por al menos un 50% de los profesionales cualificados y con experiencia, al tiempo que las decisiones importantes se deberían tomar por 2/3 del mismo.

Bien, ahora iremos cronológicamente, por hechos relevantes de la CNMV, hasta llegar al momento actual.

Julio de 2011. Se confirma y aprueba en junta la solicitud de ayuda del FROB. La CAM solicita un aumento de las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria mediante la emisión de participaciones preferentes. 1.031 millones de euros para reforzar su balance adicional tras la fusión con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria. Sin embargo, el FROB no considera posible aumentar particialmente el apoyo financiero acordado en su favor mediante participaciones preferentes convertibles aunque, en su comunicado, el subraya que lo anterior en nada afecta su compromiso principal de participar a la CAM el apoyo financiero comprometido, por valor de 2.800 millones de euros. Una ayuda que se canalizará a través de la suscripción de acciones representativas de Banco CAM, S.A

El día 21 de ese mismo mes, el Consejo de la CAM solicita amortizar las cuotas participativas a 4.77 euros por título, más del 22% por debajo del precio de colocación, que queda pendiente de la aprobación en junta de accionistas. Apenas un día después, CAM presenta el proyecto de reestructuración de la caja, poniendo los cargos de gestión a disposición del FROB, condición necesaria para que éste inyecta los 2.800 millones de euros y deje abierta una línea de crédito por otros 3.00 millones de euros. El principio del fin. Ese mismo día, se inscribe en el registro la segregación del negocio financiero de la CAM a favor de Banco CAM. El 25 de julio, se nombran nuevos gestores impuestos por el Banco de España a la CAM, el FROB pasa a ser el órgano directivo.

24 de agosto de 2011. Los administradores impuestos por el FROB deciden dejar sin efecto el acuerdo de amortización de las cuotas.

5 de septiembre de 2011. Se indica claramente la posición que ocupan las cuotas de la CAM. Desde el 22 de julio, fecha de segregación de Banco CAM, se transfiere la totalidad del negocio financiero de CAM, quedando en la caja “los activos y pasivos correspondientes a la Obra Social así como las cuotas participativas”. Y aquí está el error de bulto. Las cuotas eran un parte de la Caja de Ahorros del Mediterraneo. Al escindir una parte, éstas tendrían un porcentaje de la CAM – que ahora estaba formado por obra social- y por una sucursal pendiente de aprobación por el regulador para la inclusión en Banco CAM. Los cuopartícipes de la Cam tenían un porcentaje de la Obra social de La Cam y de esa sucursal, no de Banco CAM. Estaba claro que no valían nada pues dividir el patrimonio de obra social entre 100% y de eso tener el 10% es lo mismo que tener cero.

11 de septiembre. El fondo americano Ancient Art comunica que mantiene una posición corta en el banco de más del 1%, exactamente un 1.03%. Les invito a que lean el Hecho relevante donde, desde mayo, este fondo tenía la obligación de haber declarado esta posición corta y que, tras doblarla, comunica el "fatal" error. Calcular que el precio de venta de esas acciones fue de unos 4 euros y que ahora las podría recomprar a 0.5 euros. ¡Por generosidad que no quede! Un beneficio de unos 5 millones de euros. ¿Quién fue el prestatario de estas cuotas? Se lo preguntaremos al Señor Segura. Dudo que fuera un minoritario quien tenía ese 1% para prestar. ¿Quién fue el afortunado? Insisto, la CNMV lo sabe.

Noviembre de 2011. Se presentan los resultados del tercer trimestre del Banco-Caja de Ahorros del Mediterraneo. Curioso que en estas cuentas, nada tiene que ver con lo que cotiza, que son las cuotas de Banco CAM no de la Caja. Es como si DOGI presenta las cuentas de Telefónica, por llegar al extremo. Tras la segregación de ambas entidades, el balance de estas cuotas no se correspondía con el presentado por la CNMV.

7 diciembre 2011. Se suspende la cotización de las cuotas. Cotiza dos sesiones y se suspende de forma indefinida. La situación de los cuopartícipes de la CAM es actualmente de total desinformación.

La sociedad resultante tras la escisión de los activos de la CAM, donde se incluían la oficina de CAM en Miami- con un patrimonio neto 0 (pendiente de autorización por las autoridades americanas)- la obra social de la Caixa - con mismo patrimonio neto 0- y las cuotas de la CAM, con valor patrimonial de 1677 millones de euros. Con fecha 21 de julio de 2011, el balance de situación de la caja de ahorros del mediterraneo (sociedad cotizada). Era:

• Oficina de Miami Activo 374 mill de euros Pasivo 367
• Obra social Activo 185 Pasivo 192
• Cuotas Total patrimonio 245 millones de euros
• Participaciones en banco CAM activo 1677 millones de euros
• Fondo dotacional Patrimonio 3 millones de euros
• Reservas Patrimonio 1429 millones de euros.

Ahora Banco Sabadell se lava las manos. Con razón, a él le han vendido un banco donde esas cuotas no estaban incluídas, no debe responder por ellas. Pero no deberían tenerlo tan claro. Lo cierto es que al adquirir banco CAM, no sólo adquieren los activos y pasivos de la entidad por un euro sino también los derechos y obligaciones, como las responsabilidades adquiridas por sus administradores. Delitos que, de probarse y haberlos, serían “heredados” por el banco Sabadell.

El señor Segura, tampoco debería estar tranquilo. De hecho, dudo que lo esté. Ni el Banco de España. Todos consintieron una situación totalmente irregular, desde la emisión de esas cuotas, hasta su fin.

Señor Segura, ¿Cómo dejó cotizar algo que era desde su escisión en banco CAM, valor cero? Así figura en el proyecto de escisión de activos de la CAM. ¿Por qué permitieron desde la CNMV que se pudieran presentar balances que no correspondían con lo que cotizaba , si no con una entidad totalmente? No pasamos a comentar la deuda que ocultaron los gestores de la CAM que, durante años, dieron resultados con beneficios recurrentes que, llegada la petición de ayuda al FROB, se convirtieron en perdidas de mas de 5 mil millones.

¿Habrían aceptado los cuotaparticipes de ser accionistas con plenos derechos, como tuvieron oportunidad de hacer en 2010, una segregación a coste 1 euro? Aquí hay demasiados responsables, demasiadas negligencias y, por tanto, demasiadas cosas por aclarar. De los cuotaparticipes y autoridades depende que esto se deje caer en el olvido tras el ok de Bruselas a la compra de Sabadell por la CAM, o que alguien responda por responsabilidad civil y penal de los daños producidos a estos cuotaparticipes. Incluyo al banco Sabadell , como responsable subsidiario , desde un punto de vista moral y legal.

El 60% de los clientes de banco CAM , tienen cuotas de la cam. Si el banco Sabadell perdiera solo un 50% de esa cuota de negocio a favor de otras entidades, desde luego la compra de cam, les habría resultado cara. Demasiado cara, pese a ese euro de coste.

La semana que viene, invitaremos a nuestros estudios a Víctor Baeta, presidente de los Impositores Valencianos de la CAM (AIVCAM), una persona del departamento jurídico de EI, y un servidor, y esperamos que un representante de banco Sabadell, para tratar en una tertulia distendida entre los cuatro y buscar soluciones a la situación de estos cuotaparticipes.