Se incrementan los rumores sobre una posible salida a bolsa de Facebook, pero ¿cómo valorar un modelo de negocio que de momento ni los expertos saben poner en precio?
Facebook, Twitter, Linkedin, son las redes sociales más conocidas en nuestro país. Unas redes sociales que deben y de hecho se están introduciendo en las empresas de todo el mundo con unos resultados más que notables. Desde 2008 y como señala Miguel Jaureguizar, Chief Operating Officer de Noesis análisis financiero, la redes sociales han mostrado un crecimiento tan importante que “es el momento de tomar posiciones en este movimiento”. Y es que a nivel empresarial las redes sociales van a tener una importancia cada vez mayor.
 
Así, en el marco de un encuentro organizado el pasado 5 de abril por la EFPA para el acercamiento de las redes sociales a las empresas, los expertos allí reunidos coincidieron en apuntar como las redes sociales van a cambiar el trato con el cliente y con el propio producto en un futuro muy próximo.
 
Y es que como señala, Marc Garrigasait presidente de la SICAV KOALA Capital y autor del blog Investors Conundrum, las redes sociales se han convertido en un medio democrático que “a veces se puede comportar de manera agresiva”. “Son un animal muy peligroso” señala el experto, por lo que debemos conocerlo.
 
Por su parte, Benito Cabrera, agente de Bankinter señala que las redes sociales son útiles para las empresas tanto para la captación de clientes como para comentar al momento noticias y es que este tipo de servicios tienen un abanico enorme de posibilidades.
 
Unas posibilidades que en algún momento tendrán que encontrar una regulación, según señala José Iván García presidente del fondo de inversión de renta libre de Renta 4.
 
¿Y las redes sociales como compañías cotizadas?
 

30.000 millones, 40.000 millones, 100.000 millones... he aquí una de las grandes cuestiones sobre las redes sociales como productos de inversión: ¿cómo valorar este tipo de empresas?
 
Con la próxima salida a bolsa de empresas como Facebook el miedo a que se produzca una situación parecida a las punto.com hace ahora 11 años, vuelve a saltar a la palestra. Es evidente, como señalan los expertos, que los precedentes debieran haber hecho de estudio preliminar, pero también es cierto que la valoración de estas empresas se ha convertido en un verdadero rompecabezas.
 
Ninguno de los expertos consultados por Estrategias de Inversión es capaz de poner en precio una empresa como Facebook… entonces… ¿como invertir?
 
José Iván García señala que el prefiere invertir en compañías que sean fáciles de valorar… por su parte Benito Cabrera señala que estamos posiblemente ante un “blue”… pero no debemos olvidar el potencial inmenso de las redes sociales como producto de inversión.
 
Algunos las valoran en términos de usuarios, se señala desde Noesis, mientras que otro modelo para tratar de valorar una red social podría ser la cantidad de publicidad que sea capaz de atraer.
 
Sea como fuere, no podemos permanecer al margen de esta oportunidad y según las redes sociales vayan haciendo público algo más de su modelo de negocio y podamos conocer más en profundidad una valoración real de la empresa podremos estudiar la posibilidad de entrar en un negocio que por volumen de clientes promete ser uno de los negocios del siglo.