El Crude Oil está acotado entre dos referencias clave (98,25 - 91 dólares) en una situación técnica de gran compresión, que sugiere que la salida de las mismas puede dar lugar al nacimiento de una tendencia sostenida.

Importante controlar a corto plazo la cota de 91 dólares, ya que el Brent ha perdido un importante soporte desde mediados de 2012, en una situación comprimida similar, quedando sin soporte hasta los mínimos del año pasado en 85 dólares (-20% caída adicional).

Recomendación: MANTENER ENCIMA 91 dólares