La compañía obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.058 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone un descenso del 38,6% en relación al de 2007, informó el holding de participadas de "La Caixa" a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocio creció un 69,4% durante el pasado año, hasta sumar 3.774,95 millones de euros. El resultado de explotación de la firma que preside Ricardo Fornesa cerró 2008 en 600,9 millones de euros, lo que arroja un descenso del 3,3% en comparación con el ejercicio precedente.
Según las cuentas, el resultado de Criteria se ha visto afectado por el incremento del endeudamiento, lo que además ha provocado que se hayan disparado los gastos financieros.

Así, las deudas con entidades de crédito se han doblado durante el pasado año y se han colocado en 7.626 millones de euros, lo que ha situado los gastos financieros en 249 millones, 2,5 veces más que en el año anterior.

Esto ha provocado un resultado financiero negativo de 415 millones de euros, frente a un resultado positivo de la misma partida en 2007 de 458 millones.

Por otra parte, el resultado de explotación consolidado del grupo Criteria ha sido al cierre del año de 601 millones de euros, un 3% menos que en el ejercicio anterior.

La cifra de negocio del grupo de participadas de La Caixa ha registrado un importe neto de 3.774 millones de euros, lo que representa un incremento del 69% en comparación con el año anterior, fruto de la política de adquisiciones que ha llevado a cabo el grupo durante el pasado ejercicio.

Criteria ha efectuado en 2008 importantes inversiones, la más cuantiosa hacerse con el 20% del grupo financiero Inbursa, controlado por el empresario mexicano Carlos Slim, una operación que supuso desembolsar 1.600 millones de euros.

Otra adquisición destacada ha sido el 16,4% de Aguas de Barcelona, con lo que Criteria ya tiene el 44% de esta compañía en el marco de la opa conjunta con Suez que se lanzó sobre la sociedad.

El holding también ha llevado a cabo otras compras relevantes, como la de un 3,9% más de Abertis, por 515 millones de euros -lo que le sitúa con el 28,9% de este gestor de infraestructuras- y de un 1,97% de Gas Natural por 288 millones, con lo que se sitúa en 37,5% del capital de la gasista.

También ha invertido otros 187 millones en reforzar su posición en el banco luso BPI, donde ya alcanza, a cierre de 2008, un paquete del 29,3%.

En total han sido más de 3.400 millones de euros en diversas adquisiciones contra ventas de escasa relevancia, lo que ha lastrado el beneficio final de la sociedad.