Credit Suisse prevé una recuperación de los fondos de alto riesgo tras los reveses sufridos por el sector a consecuencia de la crisis. Las pérdidas sufridas por las inversiones, sumadas a las redenciones de fondos, hicieron que los activos de esa industria pasasen de 1,9 billones de dólares el pasado verano a 1,33 billones en marzo.