El banco francés Credit Agricole se convirtió el miércoles en el último de los principales bancos del país en anunciar que devolverá las ayudas estatales concedidas en el momento álgido de la crisis. El banco dijo que prevé rescatar 3.000 millones de euros de deuda subordinada emitida al gobierno como parte del plan de ayuda estatal de diciembre de 2008. "La colocación en curso de las obligaciones subordinadas en el mercado institucional europeo y otras emisiones similares realizadas por Credit Agricole en los últimos meses hacen que, en gran medida, este rescate sea posible", dijo el banco en un comunicado.