El banco central de Corea ha aumentado el tipo de interés de referencia del 5% al 5,25%, su máximo de los 7 últimos años. Los analistas no prevén más subidas de tipos en los próximos meses dada la desaceleración de la economía y la moderación esperada de la inflación.