El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, estimó hoy que "la pesadilla de la destrucción del empleo" terminará a partir del segundo semestre del año, periodo en el que el paro, según dijo, se habrá ajustado "totalmente". "Si no sucede nada y teniendo en cuenta que las economías en estos momentos parece que todas están empezando a mejorar su situación, podríamos decir que a partir del segundo semestre la pesadilla de la destrucción del empleo se ha acabado", afirmó en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press momentos antes de conocer los datos del paro correspondientes al mes de enero.