El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confió hoy en que la subida del paro en enero "se aproxime a la media estacional --65.000 personas-- o se aleje lo menos posible ella", en previsión de que "el ajuste seguirá siendo atenuado, cada vez más, y no tendrá nada que ver con el aumento tan brusco de enero de 2009". Lo que parece seguro, según indicó Corbacho en rueda de prensa para presentar el resultado de la lucha contra el fraude en el mercado laboral en 2009, es que el desempleo, como cada mes de enero, repuntará por motivos estacionales por encima de los niveles de diciembre, que en el caso de 2009 se saldó con unos 54.000 nuevos desempledos.