El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que octubre no se comportará de forma distinta a como lo ha hecho históricamente y traerá un nuevo repunte del paro, si bien confió en que éste sea menor al experimentado en octubre de 2008, cuando casi 200.000 personas se quedaron en desempleo.
"Octubre siempre ha sido un mes de destrucción de empleo (...) y hay que pensar que no va a tener un comportamiento diferente del de la serie histórica", dijo el ministro en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

Corbacho no se atrevió a pronosticar una cifra concreta sobre cuánto subirá el paro en octubre, pero sí recordó que los meses más negativos para el empleo en España son septiembre, octubre, noviembre y, después, enero.

Además, el titular de Trabajo recordó que el paro subió en los meses de octubre incluso en años de crecimiento económico como fueron los del periodo 2000-2007, con una pérdida media dentro de la serie de 40.000 empleos.

En consecuencia, añadió, la subida del paro en octubre no se deberá exclusivamente a la crisis económica, pues una parte, "pequeña o grande, depende", corresponderá al comportamiento estacional de este mes.

DIÁLOGO SOCIAL ANTES DE FIN DE AÑO

Corbacho señaló que la economía española ha hecho un ajuste "muy rápido y fuerte" y que, mientras que en España los ajustes se han hecho sobre las plantillas, en otros países, como Alemania, los ajustes han venido por el lado de los horarios laborales.

El ministro no ocultó que en España hay que hacer reformas, pero "en un sentido amplio" y no focalizado en exclusiva hacia una reforma laboral y la creación de un nuevo contrato, pues con eso, dijo, no se solucionará la crisis.

Así, explicó, habría que hacer una reforma amplia, que tuviera en cuenta el sistema financiero y los problemas de liquidez, la necesidad de cambiar el modelo productivo y de incentivar la competitividad, y todo ello sin descartar cambios en el mercado laboral que, a priori, no incluirán el abaratamiento del despido, porque, según Corbacho, eso no es lo que se tiene en cuenta a la hora de contratar.

El ministro aseguró además que tiene mucha confianza en poder recuperar el diálogo social, pues "las cosas han cambiado suficientemente como para ir generando un clima de confianza", apuntó.

Corbacho indicó que, a la luz de las conversaciones que están manteniendo en el tema de la negociación colectiva, patronal y sindicatos parecen estar poniendo de su parte, lo que le da confianza respecto al futuro del diálogo social.

"Yo espero que antes de final de año hayan resuelto el tema (de la negociciación colectiva), y me gustaría y haré todo lo posible para que antes de final de año se reanude el diálogo social", afirmó el ministro.

Preguntado por las críticas del Gobierno al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, Corbacho dijo que el Ejecutivo "no se ha metido" con él, y que lo que ha pasado es que ha considerado que las propuestas de Díaz Ferrán eran inasumibles, al menos parte de ellas.