El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró hoy en Barcelona que los meses de abril y mayo serán "muy definitorios" para observar la evolución del paro, ya que será cuando una parte importante de las medidas anunciadas por el Gobierno estén en plena vigencia. Tras firmar un convenio con la Conselleria de Salud, Corbacho aseguró que si en esos dos meses "hay un cambio" en la destrucción de empleo y la pérdida de afiliados de la Seguridad Social, las previsiones de paro "podrían quedar por debajo" de las previstas. Los datos macroeconómicos del Gobierno contemplan una tasa de paro del 15,9% para este año.