El consejo de administración de SOS Cuétara aprobó actuar por la vía penal y presentar una querella contra Jesús y Jaime Salazar, destituidos como presidente y consejero delegado del grupo el pasado 30 de abril, a raíz de la disposición de fondos que hicieron a sociedades vinculadas por importe de más de 212 millones de euros.