Condor ha renovado por cinco años más su contrato con el proveedor de materiales de carga aeronáuticos Jettainer, durante los cuales se renovará el 50% de los contenedores empleados por la aerolínea alemana para sustituirlos por otros más ligeros que permitan reducir el consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de dióxido de carbono.