Tradicionalmente, se mantiene una importante separación entre técnicas occidentales de análisis técnico y sistemas orientales, básicamente japoneses. Uno de los motivos es que en Occidente, lo que el programa de gráficos que empleamos no realiza consideramos que no existe.
 En Japón son mucho más dados al mantenimiento manual de sistemas cuando es necesario, algunos de los cuales cuajan y se incorporan al día a día de la operativa oriental. Como el japonés tampoco tiene especial interés en ‘exportar’ a oriente su conocimiento, lo cual es distinto a oponerse a ello, nos encontramos con que carecemos de la rica variedad técnica tan empleada en el país Nipón. Los gráficos Kagi o Renko son prácticamente desconocidos aquí, y sólo unos pocos dominan la técnica Ichimoku.

Este sistema de representación gráfica se debe al trabajo desarrollado por Goichi Hosoda, que empleaba el pseudónimo “Ichimoku Sanjin”, cuya traducción sería algo así como “lo que observa el hombre situado en la montaña”. El sistema, Ichimoku Kinko Hyo se traduciría como un vistazo equilibrado a los gráficos bursátiles. De hecho, el nombre deriva, precisamente, de la necesidad de este periodista de obtener la información gráfica de una sola vez. Su trabajo se inició en 1940, y lo desarrolló tras la segunda guerra mundial, empleando decenas de miles de horas de estudiantes para realizar cálculos y optimizaciones en la era previa a los ordenadores personales.

Lo que intenta es avanzar con la representación candlestick hacia un sistema gráfico de mayor información. Utiliza gráficos diarios, dado que su mayor efectividad se encuentra en un periodo de medio plazo. Aun así, igual que ocurre con las técnicas candlestick, pueden emplearse otros periodos de tiempo, como la semana, el mes o gráficos intradiarios, pero con importantes matices en sus conclusiones.



Se construye un gráfico candlestick tradicional, al cual se añaden cinco líneas. Dos de ellas son medias móviles, otras dos forman la nube o Kumo, y la última consiste en la línea de precios al cierre retrasada en 26 sesiones.

Puede parecer extraña la forma en la que las líneas de adentran en el tiempo. Sin embargo, es el mismo concepto que subyace en la extensión de líneas, tanto las horizontales (soportes y resistencias inmóviles, líneas claviculares, rectángulos o bases y techos de dobles y triples mínimos o máximos) como, y más importante, las que presentan pendiente, como son las directrices alcistas y bajistas o las líneas de pautas técnicas, como una clavicular de un hombro-cabeza-hombro inclinado, base y techo de las congestiones triangulares, límites de las formaciones de techo y suelo expansivas o simples banderas y gallardetes. Si no nos sorprende su uso en figuras tradicionales no debe hacerlo el empleo de la proyección del Kumo.

La nube es el elemento que se percibe con mayor rapidez, por lo que suele destacar el hecho de que suela sombrearse en distinto color (generalmente rojo / azul o rojo / verde), según se forme con la línea Senkou Span A por encima de la Senkou Span B o viceversa. Es una cuestión puramente estética, puesto que no tiene relevancia a efectos de análisis. Más importante que el color es, sin duda, el grosor de la nube, directamente relacionado con la capacidad de ruptura (véase empleo del Kumo como soporte y resistencia). Por tanto, si el color no es relevante, el cruce de las líneas Senkou Span A y Senkou Span B no es importante desde un punto de vista tendencial, a diferencia del cruce de las Tenkan-Sen y Kijun-Sen, siendo, eso sí, un indicativo del punto de menor grosor del Kumo y por tanto una cota de soporte o resistencia especialmente relevante.

Primer uso: Si el precio actual se encuentra por encima del Kumo, la tendencia es alcista, mientras que si se encuentra por debajo del Kumo es bajista. Precios dentro del Kumo son síntoma de indecisión o tránsito.
Segundo uso: Si el precio está por encima del Kumo, la línea superior de la nube actúa como primer soporte, mientras que la línea inferior como segundo soporte de referencia. Cuando el precio está por debajo del Kumo, la línea inferior de la nube se presenta como resistencia más cercana, mientras que la línea superior es la segunda resistencia.
En cuanto el precio se introduce en el Kumo deben buscarse señales de giro, pautas candlestick como el martillo, estrellas, penetrantes o envolventes, ruptura de directrices, divergencias de indicadores, rango menor que la vela anterior o cuerpo real pequeño e incluso doji en gráficos Heikin-Ashi, confirmación de pautas de giro chartistas tradicionales o cualquier otra técnica de eficacia conocida.

Textos tomados de las páginas web siguientes:
http://www.forexmotion.com/index.php/es/tecnicas-orientales/ichimoku.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Ichimoku