A estas horas Wall Street está alcista tras el dato de creación de empleo de Estados Unidos muy sólido, con revisiones fuertes de datos anteriores, con incremento de los salarios pero con una tasa desempleo que sube con respecto al mes pasado.

A los indices principales les está costando capitalizar de forma muy sólida todo lo que hemos visto en el dato porque Plosser nos ha recordado que cuanto mejor esté Estados Unidos, más cerca estamos de la primera subida de tipos.
Lo anterior es el principal argumento que se está utilizando en el mercado de divisas para hacer que el dólar esté subiendo cerca de +1% de media con respecto a todos sus cruces, algo que no viene bien del todo a las materias primas, sabiendo que el crudo se ha estado beneficiando en su rebote de una cierta debilidad del dólar según el euro iba recuperando posiciones.
 
Lo anterior está haciendo que el SPDR de petroleras no sea uno de los más favorecidos en el día de hoy, y el protagonismo absoluto lo tenga ahora mismo el sector financiero con su SPDR subiendo casi el 1,5%.
 
Este movimiento se puede ver perfectamente en el Dow Jones porque los que más están aportando son Goldman y JP Morgan.
 
La mejora de los bancos en Estados Unidos, está haciendo que el súper sector de servicios financieros sea mejor con +1,15% y también el bancario suba +1,08%, algo que se nota mucho en el Ibex 35, por su gran carga de bancos, y por la nueva mejora de Bankia.
 
El Dax es el más perjudicado por los descensos que está teniendo siemens al hacer público que quiere despedir en todo el planeta al 2% de su fuerza, bastantes miles de personas, algo que no gusta a los inversores cuando se supone que va a ir todo bien a partir de ahora.
 
Dentro del Dax, las químicas están muy dañadas, haciendo que sean las peores del día con un descenso de -0,74% seguido de recursos básicos con -0,55%.
 
Sigue teniendo muchísimos problemas Grecia y su sector bancario sigue en terreno negativo ya que nadie tiene claro que Grecia al final acabe alcanzando un acuerdo con Europa y muchos empiezan a apostar porque es una lucha perdida y acabara saliendo del euro.