Las pruebas de tensión a bancos deberían repetirse si la tasa de desempleo en Estados Unidos sube más allá de los niveles supuestos por reguladores en una reciente ronda de exámenes que dieron alivio a los mercados, de acuerdo a un informe de un panel legislativo.
La Comisión de Supervisión del Congreso dijo en un reporte que las pruebas de tensión deberían también repetirse periódicamente mientras los bancos continuen teniendo "cantidades apreciables" de activos tóxicos.

El reporte mensual de la comisión, liderada por la académica de la Harvard Law School Elizabeth Warren, señala que las pruebas de tensión, ordenadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para los principales 19 bancos estadounidenses, usó un modelo de riesgo que en su totalidad fue "razonable y conservador".

Pero la comisión destacó que es imposible para una parte interesada externa replicar las proyecciones de pérdidas que forman la estructura de las pruebas.

Resalta, sin embargo, que el "escenario más adverso" para la tasa del desempleo estadounidense asumido en las pruebas para todo el año casi ya se ha alcanzado en lo que va del 2009.

El desempleo del 9,4% en mayo empujó al promedio anual al 8,5%, no muy lejos del 8,9% supuesto como el peor escenario en las pruebas.

"Recomendamos que el Tesoro públicamente siga el estatus de sus supuestos macroeconómicos para las pruebas de tensión (desempleo, PIB, y precios de viviendas) y repita la prueba de tensión si se superan los escenarios adversos supuestos", dijo la comisión en un reporte.