Inmobiliaria Colonial no tiene previsto distribuir dividendo alguno con cargo a los resultados del presente ejercicio, al menos por el momento. Además, la compañía presida por Luis Portillo no retribuirá a sus accionistas mientras su endeudamiento sobre el valor bruto de los activos supere el 65%. Así lo ha notificado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV).
Inmobiliaria Colonial negocia en la actualidad la sindicación del crédito de 7.177 millones de euros suscrito en abril con Calyon, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland (RBS) y Eurohypo para financiar parte de la compra del 100% de Riofisa. Las condiciones de dicha financiación impiden proceder al reparto de dividendos a los accionistas, excepto en el caso de que el ratio de endeudamiento sobre el valor bruto de los activos "sea igual o inferior al 65%", explicó la compañía. El nivel de endeudamiento financiero neto de Colonial alcanzó los 7.221 millones de euros a finales de junio, lo que supone un 65,1% sobre el valor de los activos, por encima de dicho límite establecido en los contratos, y superior al nivel registrado en marzo, cuando la deuda representaba el 63,6% del valor de los activos. Además, la inmobiliaria indicó en su comunicado que cabe la posibilidad de que, previo acuerdo de las partes, "las condiciones de financiación actualmente establecidas así como los compromisos financieros" resulten modificados y "puedan resultar más gravosos para Colonial", lo que empeoraría su situación. El endeudamiento financiero bruto del grupo ha crecido "de forma considerable" en los últimos ejercicios, pasando de 114,6 millones de euros al cierre de 2005 a los 7.058 millones a cierre de 2006, "fundamentalmente como consecuencia de las adquisiciones efectuadas durante el último ejercicio", explica la compañía. Ante esta situación, en los últimos meses se había barajado la hipótesis de que la compañía vendiera parte de su participación en el capital social de FCC, que asciende al 15,066%, aunque la firma reiteró esta semana a la CNMV que no tiene "intención de vender dicha participación" y recordó que es una inversión "con voluntad de permanencia a largo plazo".