Inmobiliaria Colonial ha decidido posponer la venta de un paquete accionarial de su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) hasta que se estabilice el mercado, según El Economista. La compañía presidida por Luis Portillo tenía prevista vender después del verano un 10 por ciento del capital de SFL, en la que ostenta el 85 por ciento, con el fin de acabar reduciendo su participación por debajo del 60 por ciento para disfrutar de determinadas ventajas fiscales. El dinero embolsado por Colonial con esta operación se emplearía en amortizar un tramo del crédito de más de 7.000 millones de euros con varias entidades financieras internacionales.