La firma automovilística francesa Citroën prevé que el segundo semestre del año será "horrible" en lo que se refiere a ventas de automóviles en el mercado español, debido al previsible agotamiento de los fondos destinados a las ayudas directas a la compra de coches del Plan 2000E y a la subida del IVA, que tendrá lugar en julio, por lo que pidió al Gobierno que amplíe este programa. Así lo indicó, en declaraciones a Europa Press, el director de Marketing de Citroën España, Miguel Fernández, durante la presentación internacional del modelo DS3, al tiempo que destacó los beneficios económicos, sobre el medio ambiente y sobre la seguridad que tienen el Plan 2000E.