Cirsa aumentó un 6% su beneficio operativo en el primer semestre, hasta 102 millones de euros, pese a que disminuyó la facturación un 5,45% hasta los 815 millones, frente a los 862 de los primeros seis meses de 2008, informó la compañía de juego. La empresa atribuyó el incremento de los resultados a la diversificación geográfica de los negocios, el control de costes, la optimización de los procesos y una "rigurosa selección" en las inversiones. Cirsa destacó el buen comportamiento de la división de Casinos en Panamá, Argentina y Venezuela, que junto con las ampliaciones de negocio en Panamá y Colombia contribuyeron a la mejora de resultados con un incremento de los ingresos de un 54%.