El fabricante vasco de componentes para automóviles CIE Automotive obtuvo el pasado año un beneficio neto de 11,1 millones de euros, lo que supone una reducción del 79,3% respecto a las ganancias de 53,8 millones de euros registradas en 2009, informó hoy la compañía. La cifra de negocio del grupo se situó en 2009 en 1.149 millones de euros, lo que se traduce en una reducción del 21% en comparación con los ingresos de 1.455,3 millones de euros contabilizados en el ejercicio precedente.