El gobierno de Pekín acaba de anunciar la puesta en marcha de un estricto plan económico para hacer frente a las fuertes presiones inflacionistas.

Además ha manifestado que garantizará la oferta de cereales, azúcar y demás materias primas agrícolas que sean necesarias para cubrir la demanda actual. En el comunicado hecho público por el gobierno chino se especifica que “las autoridades van a luchar para moderar la subida de los precios”.

Otro de los objetivos que se plantea el ejecutivo es el de “mantener la estabilidad de los precios del gas natural”, que considera fundamentales para que no se dispare la inflación. Además “se fortalecerán las supervisiones y los controles; y se luchará contra la especulación que existe actualmente en los productos agrícolas”.

Los precios al consumo han crecido un 4.4% durante los doce últimos meses, el mayor nivel de inflación desde que llegó la crisis financiera, hace dos años. Durante este mismo período el precio de las materias primas agrícolas se ha disparado por encima del 10%. En EEUU por ejemplo, dicho incremento general de los precios fue del 1.2%.


Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv