El banco central de China redujo la proporción de depósitos que los bancos tienen disponible para prestar, en una sorpresiva medida que marca la señal más clara hasta el momento de que los funcionarios se encuentran preocupados por los peligros que la inflación representa para la economía de crecimiento más rápido en el mundo. El Banco Popular de China dijo el martes que elevará en 0,5 puntos porcentuales la proporción de depósitos bancarios que estas firmas deben mantener en reserva en el banco central. Este es el primer incremento en los requerimientos de reservas desde que Beijing inició un masivo programa de estímulo económico en noviembre de 2008.