El Banco Popular de China (BPC) ha decidido elevar en medio punto a partir del próximo 18 de mayo el coeficiente de reserva de depósito exigido a la banca.

Con ésta ya van 5 subidas en lo que va de año, ante las preocupaciones por el alza de los precios.

De este modo, el coeficiente de reservas en depósito exigido a los grandes bancos del país pasará a situarse desde el próximo miércoles en el 21%, una cifra récord, y en el 19% para los bancos más pequeños.

Esta decisión se suma a la subida de los tipos de interés en un cuarto de punto anunciada por el BPC el pasado 5 de abril y que deja la tasa rectora en el 6,31%. Este incremento, el segundo de 2011, se añade a la subida de 0,25 puntos porcentuales realizada en el mes de febrero, en un nuevo intento de la institución por controlar la inflación de la economía china.