Chevron Corp anunció que se ha retomado la producción en el oleoducto nigeriano atacado por un grupo de milicianos en junio. "El oleoducto vuelve a estar en servicio y se ha restablecido la producción", indicó Margaret Cooper, portavoz de Chevron, a última hora del lunes, aunque no dio detalles sobre si se ha levantado la fuerza mayor que afecta a las exportaciones de la terminal Escravos. La petrolera estadounidense declaró la fuerza mayor en sus exportaciones de Escravos después de que grupos armados volaran el oleoducto Abiteye-Olero, situado en el oeste del Delta del Níger. El asalto supuso la suspensión de unos 120.000 barriles de crudo al día, según funcionarios militares.