El banco francés ha elevado en un 3% su precio objetivo de las acciones de Prisa hasta 18,8 euros, con un potencial del 46%. Chevreux ha explicado que la revisión se debe a que la venta prevista de tres edificios por 340 millones de euros en 2008 le podría permitir reducir su deuda en torno a 250 millones de euros.