A pesar de que el sector inmobiliario es uno de los que están liderando con fuerza la recuperación de la economía estadounidense, Caterpillar no parece reflejar esto en su gráfico.

El fabricante más grande del mundo de maquinaria para la construcción no refleja en su gráfico la mejora en el sector inmobiliario estadounidense. Caterpillar es el pero valor de todo el Dow Jones de industriales, como reflejan los indicadores Premium. La acción sólo alcanza una nota de un 1, lo que nos indica que es tremendamente bajista. El volumen y la tendencia son negativos y, tan sólo aprueba en volatilidad, que a medio y largo plazo descienden, aunque no lo suficiente como para dar la vuelta a su tendencia.



Además, su cuenta de resultados tampoco está mejorando al compás de la economía. De hecho, sus ventas cayeron un 7% a nivel mundial en el segundo trimestre, luego que las ventas en América del Norte siguieran descendiendo y contrarrestaran una fuerte expansión en América Latina y una desaceleración en las tasas de descenso en Asia.

Mientras su principal negocio flaquea (ventas de maquinaria), Caterpillar no cesa en su intento de diversificar su actividad. Tras poner a la venta su propia línea de calzado, CAT, ahora ha sacado al mercado su propio dispositivo de telefonía móvil Android, resistente al agua y a los golpes.