La aseguradora Catalana Occidente anunció el lunes que en 2008 su beneficio neto cayó un un 55 por ciento a 104 millones de euros, afectada por la crisis financiera, que ha aumentado la siniestralidad especialmente en su división de seguros de crédito. Los analistas consultados por Reuters esperaban un resultado neto de 142,0 millones. Las acciones de Catalana Occidente caen un 1,38 por ciento hasta los 8,74 euros.