Creció también la cifra de negocio un 1,1%, alcanzando los 8.055 millones de euros, mientras que los volúmenes retrocedieron un 0,4% hasta los 136,5 millones de hectolitros.
 
De este modo, el grupo cervecero registró un beneficio atribuido de 718 millones de euros en 2010 respecto al ejercicio anterior, lo que supone una mejora del 48,5%.
 
Carlsberg mantiene su previsión de crecimiento de cara al 2011, con un incremento en su beneficio operativo de entre el 7% y el 9% y una mejora superior al 20% en lo que se refiere a su beneficio neto ajustado.