La empresa japonesa Canon obtuvo un beneficio neto de 107.800 millones de yenes (638 millones de euros) en el segundo trimestre, lo que supone un descenso del 13% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. La compañía ha explicado que los resultados se han visto afectados por la fortaleza del yen, así como por los altos precios del petróleo y las materias primas. Canon alcanzó unas ventas de 1,1 billones de yenes (6.549 millones de euros), lo que supone una reducción del 1,9% respecto al mismo periodo de 2007.