Campofrio Food Group ha completado con éxito la fijación del precio de la emisión de obligaciones simples por un importe de 500 millones de euros, con un interés del 8,25% anual, informó hoy la compañía cárnica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El cierre y desembolso de la emisión se realizará previsiblemente en torno al próximo 2 de noviembre, sujeto al cumplimiento de las condiciones precedentes habituales en este tipo de emisiones.

El objeto de esta emisión, con vencimiento en 2016, es optimizar y mejorar la estructura de deuda del grupo, extendiendo el perfil del vencimiento de la misma más allá del 2013, e integrar su estructura financiera después de la fusión con Group Smithfield, tal y como anunció el grupo alimentario el pasado 13 de octubre.

"El objetivo de esta oferta de bonos es cancelar toda la deuda actual y obtener una nueva financiación con otro perfil y otro vecimiento", señalaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

Campofrio Food Group ya informó el pasado 13 de octubre de que estaba estudiando alternativas para refinanciar su endeudamiento y que, en concreto, estaba analizando la posibilidad de refinanciar la totalidad o parte de su deuda existente, que se situaba en 460 millones de euros al cierre del primer semestre, mediante nuevos instrumentos de deuda que podrán adoptar la forma de emisión de deuda en el mercado de capitales o deuda bancaria.

La decisión de proceder o no con la consumación de cualquier refinanciación o emisión de deuda estaba condicionada a diversos factores, entre los que Campofrio citó la liquidez y las condiciones de mercado del sistema financiero y de los mercados de capitales.

Tras finalizar "de forma exitosa" las principales acciones de integración tras la fusión acometida a finales de 2008 y lograr un "importante avance" en la consecución de sinergias previstas para 2009, el grupo cárnico señaló que centra ahora sus esfuerzos en oportunidades para alinear su estructura financiera con su estrategia de crecimiento futuro.

En la junta de accionistas celebrada el pasado 24 de junio se acordó autorizar al consejo de administración para, dentro de un plazo máximo de cinco años, llevar a cabo si lo estima pertinente la emisión de obligaciones simples, bonos, warrants y/o otros valores que creen o reconozcan deuda.