Caja Navarra ha cerrado el tercer trimestre de 2009 con un beneficio neto consolidado de 111,5 millones de euros, lo que supone una reducción del 29% respecto al mismo periodo del año anterior.