Caja Madrid logró en los nueve primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 1.267 millones de euros, lo que supone un incremento del 44,4% en comparación con el mismo periodo de 2006, informó hoy la entidad financiera. Según explicó hoy la caja en rueda de prensa, de enero a septiembre, su volumen de negocio ascendió a 248.544 millones de euros, un 16,7% más, espoleado entre otras cosas por el crédito a la clientela, que se elevó a 104.156 millones de euros, un 17,2% más, una rúbrica en la que destacó el impulso del 27,2% registrado por el crédito a empresas.
En cuanto a los márgenes de negocio, crecieron todos "pese al entorno de inestabilidad de los mercados", especialmente el de explotación, el que mejor refleja la actividad puramente bancaria, que aumentó un 13,1%, hasta los 1.665 millones de euros. Con los resultados a septiembre cerrados, Caja Madrid ha obtenido plusvalías del orden de los 2.500 millones de euros por la venta de su participación del 10 por ciento en Endesa en la OPA lanzada por Acciona y Enel. El ratio de eficiencia se situó en el 35,6 por ciento frente al 36,5 por ciento en el mismo período del año pasado mientras el ROE (rentabilidad sobre recursos propios) subió al 25,0 desde el 19,7 entre enero y septiembre del año pasado. La tasa de cobertura de mora se situó en 238,9 frente a 261,8 en los nueve primeros meses de 2006 y la tasa de morosidad fue del 0,71 por ciento desde el 0,63 por ciento. Los créditos a clientes crecieron un 17,2 por ciento interanual, con alzas del 8,9 por ciento en crédito a vivienda y del 27,2 por ciento en el crédito a empresas.