Caja Madrid está muy interesada en recuperar la imagen de Iberia Líneas Aéreas de España como primer operador en todo el territorio español, y en particular en el Prat donde la aerolínea y sus asociadas controlan el 38% de la actividad mientras dan empleo directo e indirecto a 3.600 personas, según declararon fuentes cercanas a la entidad a Cinco Días. La entidad que preside Miguel Blesa tiene muy presente además que el 85% de los proveedores de la aerolínea "tiene su sede fuera de la Comunidad de Madrid".
Este nuevo enfoque que Caja Madrid pretende dar a Iberia se aleja de la estrategia defendida en los últimos tiempos por los gestores de la aerolínea, que potenciaba el hub Barajas y su nueva terminal T4 para su crecimiento en rutas de medio y largo recorrido, y que desembocó en la creación de Clickair para atender las rutas desde Barcelona. Por otra parte, dealreporter recogía ayer por la tarde que la oferta que prepara el consorcio conducido por Javier Salas, antiguo presidente de Iberia, está en fase "muy avanzada" y podría presentarse esta semana o antes de Navidades, como muy tarde.