El presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, aseguró hoy que la fusión entre la entidad que representa y Caja España no supondrá "ningún riesgo" al futuro de las obras sociales de las dos firmas financieras. Para Julio Fermoso, "la estructura interna va a seguir siendo la misma" e incluso añadió que la presencia de las dos obras sociales será "más grande" por la suma de las dos entidades. Así lo manifestó durante la visita a la iglesia San Millán en Salamanca junto al alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote, que ha sito rehabilitada en los últimos meses con la financiación del Ayuntamiento de Salamanca y de la Fundación Patrimonio Histórico de Castilla y León, de la que es patrono.