Caixanova ha cerrado con éxito una emisión de deuda por importe de 1.000 millones de euros con aval del Estado que le permitirá abrir nuevos mercados y mantener las tasas de crecimiento del crédito, informó hoy la entidad gallega.

La emisión de estos bonos respaldados por el Tesoro Público "ha sido un éxito rotundo", ya que la demanda entre los inversores ha sido superior a la oferta, ha permitido cerrar la operación en dos horas y media y ha obligado a una adjudicación proporcional de las obligaciones.

Concretamente, Caixanova ha colocado sus bonos en el mercado con un diferencial de 85 puntos básicos sobre el 'midswap', el índice de referencia para este tipo de operaciones