CaixaBank prevé una rentabilidad de más del 12% y una remuneración “atractiva” para los accionistas

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, ha señalado que el Plan Estratégico “pone el foco en el cliente, en desarrollar las mejores propuestas ofreciendo una excelente calidad de servicio. Con el lema ‘Cerca de nuestros clientes’ queremos enfatizar la cercanía como la característica diferencial en la forma de relacionarnos con ellos”.

CaixaBank pretende generar una “rentabilidad atractiva” para los accionistas apoyada en un aumento de los ingresos y unos costes neutralizados tras la fuerte reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia. 

En términos concretos, prevé alcanzar una rentabilidad superior al 12% y una ratio de eficiencia del 48% en 2024, así como un incremento del 8% de su margen de intereses y la generación de alrededor de 9.000 millones de euros de capital, según recoge el Plan Estratégico 2022-2024 que el banco ha remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad aspira a elevar sus ingresos a un ritmo del 7% entre 2022 y 2024, impulsados por la actividad de seguros (+10%) y la evolución moderada de las comisiones (+2%), de manera que el margen de intereses suba un 8% apoyado en el nuevo entorno de tipos de interés.

El plan estratégico recoge que la rentabilidad (ROTE) se situará al final del periodo por encima del 12%, lo que supone casi duplicar los actuales niveles, mientras que la ratio de eficiencia mejorará 10 puntos en comparación con 2021, hasta colocarse por debajo del 48%. Otro pilar será el control de la morosidad, que previsiblemente descenderá por debajo del 3% a finales de 2024.

Recompra de acciones y dividendo

Durante el periodo de vigencia del plan, CaixaBank se ha marcado el objetivo interno de situar el capital de máxima calidad CET1 entre el 11% y el 12%, aplicando una “atractiva” política de remuneración a los accionistas que se apoyará en el aumento de ingresos y la neutralización de costes tras la fuerte reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia.

En concreto, prevé generar alrededor de 9.000 millones de capital, incluyendo los dividendos (con un 'pay out' superior al 50%), el exceso de capital sobre el 12% y la entrega de 1.800 millones correspondientes al plan de recompra de acciones que se repartirán este año. En cuanto a esto último, CaixaBank ha anunciado este martes que la recompra de acciones tendrá un importe monetario máximo de 1.800 millones de euros, no excederá del 10% del capital social del banco, su duración máxima será de 12 meses y su gestor será Morgan Stanley Europe SE.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En la transición energética de empresas y particulares, CaixaBank quiere movilizar 64.000 millones de euros en financiación sostenible a través del impulso de varias iniciativas centradas en la oferta de productos, el asesoramiento ASG, la concienciación y la formación.

Para Goirigolzarri, la materialización de esta hoja de ruta permitirá a CaixaBank alcanzar tres objetivos. “En primer lugar, ofrecer la mejor propuesta de valor para nuestros clientes; en segundo lugar, mantener una política de dividendos atractiva para los accionistas; y, en tercer lugar, impulsar la transición energética de las empresas y de la sociedad para convertir a CaixaBank en un referente en sostenibilidad”, ha apuntado.

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha destacado que los objetivos del grupo para los próximos tres años se centran en impulsar el crecimiento de los ingresos, mantener y seguir potenciando el mejor modelo de relación omnicanal con los clientes y consolidar a CaixaBank como "el grupo financiero de referencia en Europa" por su compromiso social y medioambiental.

Para Gortázar, “gracias al trabajo de una plantilla excepcional, esperamos durante la vida del plan poder recuperar una rentabilidad del 12%, un retorno que contribuirá a poder remunerar adecuadamente a todos nuestros accionistas, destacando el refuerzo que supondrá para la Fundación “la Caixa” y su capacidad para poder seguir llevando a cabo su imprescindible obra social”.

Labor social

El nuevo Plan Estratégico mantiene el compromiso de CaixaBank con la sociedad, destaca la entidad, con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a cada perfil de cliente para aportar soluciones en todos los ámbitos, promover la inclusión financiera y liderar el impacto social positivo. 

En los próximos años, la entidad mantendrá la presencia en la red rural y el compromiso de no abandonar municipios -aproximadamente 1.466 oficinas rurales, 364 ventanillas y 17 ofimóviles-, con una alta implicación en la comunidad y un modelo de servicio sostenible. 

La solidez financiera permitirá seguir apoyando a la sociedad mediante diferentes iniciativas, entre las que destaca MicroBank, entidad líder en microfinanzas en Europa, con 1,2 millones de operaciones concedidas por un importe de 7.100 millones de euros desde 2007. Por otro lado, en el ámbito de la vivienda, CaixaBank mantiene 18.724 viviendas en alquiler a cierre de marzo, alquiladas en un 99% (el 71% en alquiler social). 

En colaboración con la Fundación “la Caixa”, CaixaBank sigue reforzando su labor social mediante la Obra Social descentralizada y un programa de voluntariado volcado en dar una respuesta rápida a quienes más lo necesitan, y que tiene como objetivo duplicar el número de voluntarios activos y alcanzar los 10.000 hasta 2024. En lo que va de año, la red de voluntarios de CaixaBank está ofreciendo todo su apoyo a los afectados por la invasión de Ucrania.