Caixa Galicia y Caixanova reconocieron el miércoles que mantienen negociaciones para entrar en el capital de Itínere, la filial concesionaria de la constructora Sacyr Vallehermoso, si bien precisaron que por el momento no se ha alcanzado acuerdo alguno. Fuentes de las dos entidades financieras gallegas explicaron que están estudiando la operación, al igual que otras. No obstante, las mismas fuentes precisaron que ello no quiere decir que la operación tenga que salir, pues por el momento sólo se están viendo las posibilidades de formar parte del accionariado de la filial concesionaria de Sacyr-Vallermoso, que declinó manifestarse sobre la operación.