La apertura del mercado americano no ha ayudado a la renta variable europea que se ha dejado llevar más si cabe a la zona de las pérdidas. Con toda la banca en rojo el Ibex 35 no ha sabido aguantar los 10.300 puntos. Abengoa, por su parte, sigue su aventura alcista encabezando el selectivo nacional después de que ayer anunciara la venta de un 40% de Telvent a Schneider.

Hoy la jornada en nuestro país ha estado marcada por la subasta del Tesoro Público. Más de 3.900 millones de euros en bonos a tres y cinco años a subasta aunque por las que se ha pagado un interés ligeramente superior. A ello se suma la situación griega, aún sin resolver –y lo que podría quedar por delante- que no hace sino hacer de la incertidumbre la tónica general de Europa. La prima de riesgo española se contuvo hasta los 228 puntos básicos después de la entrada en escena del Tesoro, cuando había alcanzado los 240 pb a primera hora de la mañana. Con todo esto como escena, los datos macro de Estados Unidos siguen sin convencer y para colmo Moody´s ha decidido dar el salto a la palestra.

El Ibex 35 ha cerrado la jornada siendo el mejor dentro de Europa. Recorta un 0,76% y mañana saldrá desde los 10.621 Puntos. Abengoa lidera el selectivo nacional, beneficiada aún por la venta de su participación de Telvent, que vio sus frutos ayer en Wall Street. Sube un 2,71% y coloca sus títulos en los 23 enteros al cierre. Le sigue Mediaset, con una subida del 1,73%, hasta los 6,40 euros y cierra el trío ganador Abertis, con un repunte del 0,60%, se coloca en los 15,94 euros. Dos constructoras se encuentran también en el lado de las ganancias, ACS y FCC, con rebotes de entre el medio punto porcentual y un ligero 0,19%, respectivamente.

Por lo demás, el color triunfador de la jornada es el rojo. Bankinter encabeza las pérdidas con un recorte del 2,59%, hasta los 4,55 euros. Misma radiografía para todo el sector bancario nacional con el Banco Popular, segundo por la cola, que se deja un 1,72%, seguido del Sabadell, un 0,95% abajo. Algo más moderado en su caída se encuentra el Banco Santander que pierde un 0,84% y saldrá mañana desde los 8,026 euros y el otro grande de la banca nacional, BBVA, que es el que menos ha sufrido en su caída y recorta un 0,39%.

En Europa las cosas han ido bastante peor este jueves, sobre todo, a raíz de los datos de peticiones del subsidio de desempleo en Estados Unidos que no han sido todo lo buenos que se esperaban y acumula ya el mercado americano varios días en negro debido a sus cifras macro. Tanto Alemania como Francia no han conseguido levantar cabeza y alcanzan recortes que rozan los dos puntos porcentuales. El Dax germano es el que más pierde, hasta un 1,99% y se coloca en los 7.074 puntos; mientras el Cac francés recorta un 1,89% hasta los 3.889 puntos. El Eurostoxx 50, por su parte, se deja un 1,56% y saldrá el viernes desde los 2.783 puntos.

Las materias primas, que hace unas semanas eran presas de la enorme volatilidad de los mercados, se mantienen ahora relativamente laterales. Aún así, el precio de la onza de oro ha vuelto a repuntar. Cierra este jueves en el mercado londinense en 1,539,50 dólares, lo que supone un repunte del 0,37% respecto a la jornada anterior cuando fijaba su precio en los 1,533,75 dólares.

Y la escalada en el precio de la onza de oro podría no pararse ahí puesto ya hay quien apuesta por un mayor rebote en caso de que las tensiones con Grecia y su deuda se mantengan.

Mientras tanto el barril de crudo Brent se mantiene en el entorno de los 115 dólares, de momento contenido ante la falta de noticias procedentes de Oriente Medio. La OPEP, por su parte, ha anunciado la posibilidad que existe de aumentar la producción de barriles en caso de que fuera necesario.