El mercado de la vivienda no levanta cabeza, como muestran los últimos datos publicados esta semana. Descenso de la compraventa, ralentización de la caída de precios y contracción fuerte del crédito hipotecario marcan un camino para el que los expertos no ven salida hasta dentro de, al menos, 4 años. Es entonces cuando parece que encontraremos mejores condiciones de acceso a la vivienda. 

La compraventa de viviendas descendió un 38% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 27.038 operaciones. Este dato es preocupante pues, es el segundo dato más bajo de la serie histórica que se realiza desde 2007 y encadena el octavo descenso consecutivo en el año tras un inicio positivo. La caída de precios no logra paliar esta situación y, es que, según Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com, “las últimas cifras confirman que ni hemos salido de la crisis, ni los precios han tocado suelo. A falta de descubrir en qué se materializarán tras el 20N las promesas electorales realizadas en materia de vivienda, sólo la bajada de los precios por parte de los propietarios y un mayor dinamismo del mercado hipotecario pueden poner fin a la delicada situación del sector”. Sin embargo, lejos de que la compra-venta de pisos se recupere, Borja Mateo, experto en mercado inmobiliario residencial español, dice que “las transacciones van a seguir disminuyendo, ya que España se encamina a una nueva recesión a lo largo del próximo año”.

El precio de los pisos desde que estallara la ‘burbuja inmobiliaria’ ha descendido de media en España en torno a un 36-38%, si bien, Borja Mateo cree que seguirán bajando aunque, de momento, hay un gran obstáculo a esta tendencia: las entidades financieras, pues “el mercado de primera mano está siendo controlado por bancos y cajas, que evitan que los precios sigan bajando y, como consecuencia de ello, están ofreciendo hipotecas a muy largo plazo y en condiciones muy ventajosas, a pesar de que están vendiendo sus pisos entre un 20-30% más caros que en el mercado de segunda mano”.

Por influencia de las financieras o no, lo cierto es que el precio de la vivienda usada en España suavizó su caída (-0,5%) durante el tercer trimestre de 2011, estableciéndose el precio del metro cuadrado en 2.167 euros, según el último índice de precios de idealista.com. Si atendemos al dato del tercer trimestre de 2010 (2.309 euros/m2) la caída interanual es del 6,1%.

PRECIOS VIVIENDA SEGÚN TAMAÑO:


Fuente: Fotocasa

Además, durante el tercer trimestre del año 5 Comunidades Autónomas mantuvieron sus precios al alza. Euskadi (3.416 euros/m2) y la Comunidad de Madrid (3.025 euros/m2) continuaron siendo las autonomías más caras y las únicas que superaron los 3.000 euros por cada metro cuadrado.

ZONAS EN LAS QUE MÁS SUBEN Y BAJAN LOS PRECIOS:



Fuente: idealista.com

Aún así, sigue habiendo una distancia abismal entre los precios de antes y después de la crisis inmobiliaria en nuestro país, pues las viviendas se encarecieron un 155% durante el anterior ciclo de expansión económica (entre 1995 y 2007, a un ritmo anual del 8%) y sólo han caído un 22% entre el estallido de la crisis financiera y el primer trimestre de 2011, según el último informe trimestral de la eurozona. Por ello, Borja Mateo cree que “es muy mal momento para comprar. Los precios de los pisos van a seguir bajando hasta 2015-2016”. Lo ideal para este experto es ver si el precio de compra nos ofrece “rendimientos por alquiler, teniendo en cuenta los gastos de trasmisión, de, por lo menos, el 5% en grandes zonas urbanas, y del 8% en zonas de playa y, aunque ahora los encontremos, veremos precios más bajos.”.

Las noticias más alentadoras en el sector vienen, por paradójico que suene, del lado del empleo pues, a pesar del descenso de la edificación y del aumento del paro en septiembre en España (2,32%), el empleo en este sector comienza a ver luz al final del túnel. El desempleo en la construcción se redujo el pasado mes, concretamente en 185 personas (un -0,03%).