La cadena estadounidense de restauración rápida Burger King ganó 148 millones de dólares (108 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal 2006/07, lo que representa multiplicar por 5,5 su resultado del ejercicio precedente. La facturación de la cadena hamburguesera alcanzó los 2.234 millones de dólares (1.639 millones de euros), un 9% más, con un incremento del 3,4% de las ventas comparables. Durante el ejercicio, Burger King abrió 441 establecimientos, pero cerró 287 restaurantes por lo que el número de aperturas quedó por debajo de los 200 nuevos establecimientos.