La cadena de restaurantes estadounidense Burger King ganó 46 millones de dólares (31 millones de euros) en su primer trimestre fiscal (julio-septiembre), lo que representa un descenso del 6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía. Este recorte obedece principalmente al difícil entorno económico y de consumo creado por la crisis y los elevados niveles de desempleo, precisó la compañía, que subraya, por otro lado la mejora de los márgenes derivada del descenso del coste de materias primas en EEUU y Canadá.