Se trata de una compañía de lubricantes de la que Buffet también adquiere su deuda de 700 millones de dólares.
Lubrizol Corp, una empresa de lubricantes, se ha convertido en la última adquisición del brazo financiero de Warren Buffet, Berkshire Hathaway. En la compra se incluye también la deuda de la compañía que se sitúe en los 700 millones de dólares.
 
El precio al que se ha hecho la operación, 135 dólares por acción, valora la misma en los 10.000 millones de dólares, lo que supone un 18% por encima del mayor precio al que las acciones de Lubrizol han cerrado nunca.