El ISM no manufacturero subió más de lo esperado en EEUU durante el pasado mes de febrero. Así el dato se situó en 59,7 frente a una estimación inicial de 59,3.